Desde los Buenos Aires

 

Bielas, Malvinas y Chabuca

 

 

Por Carlos Germán Amézaga

 

La biela es un elemento importante de todo motor a combustión. En Buenos Aires, sin embargo, tiene otra connotación, es uno de los bares o confiterías más notables de la ciudad. Ubicado en una esquina estratégica del barrio de Recoleta, sentado en sus mesas exteriores uno puede distinguir a lo lejos la Iglesia, el famoso cementerio y el antiguo monasterio, hoy convertido en el Centro Cultural Recoleta.

Me gusta La Biela porque adentro se respira un aire festivo. Los mozos atienden rápido, siempre con una sonrisa y una palabra simpática, lo cual a veces deriva en una conversación. En los meses de buen tiempo, la terraza que da sobre la calle reúne a una abigarrada multitud entre sus mesas, debajo de un toldo, donde se confunden los idiomas y los aromas. Sus picadas son espectaculares, pues incluyen una tabla con diferentes variedades de quesos, salamis, jamones, aceitunas, un pan exquisito y se acompañan con los mejores malbec argentinos.

 

 

Saliendo de La Biela y yendo hacia el cementerio, el camino obligado es el Paseo Chabuca Granda. Inaugurado en mayo de 1999, esta hermosa senda entre jardines es un homenaje de la ciudad de Buenos Aires y a esta artista peruana que vivió aquí algunos años y aprendió a querer a la Argentina y a su pueblo. Algunas de las personas que trabajaron con ella, como el guitarrista Lucho González, afincado hace muchos años en este país, la recuerdan de forma permanente a través de recitales y conciertos, donde las letras y música de las canciones de Chabuca siguen siendo escuchadas con veneración entre las nuevas generaciones.

Ese cariño y recuerdo que aún le profesan a Chabuca los argentinos, es también una muestra de reciprocidad a los sentimientos de la propia compositora. Circula por allí una nota que fuera encontrada en su agenda personal algunos años después de su fallecimiento, la misma, escrita a puño y letra dice:

Dispón de mí, amadísima Argentina. Debe de haber alguna manera de entregar por ti mi vida a los 61 años, que para una guerra parecerían inservibles, pero te considero una causa justa y apropiada de morir por ella. Nada puedo decir para ayudarte a conseguir la paz, si tú has mostrado al mundo tus hijos y sus padres como el ejemplo más exacto del honor y del amor y de la voluntad por su tierra. La crueldad y sinrazón de tu enemigo serán castigados por la historia. Dios te ayude, amadísima Argentina. ¡Qué país eres! Te amo…

 

 

Este año, en el que se conmemoran 30 años de la Guerra de las Malvinas, la figura de Chabuca vuelve a ser destacada en las relaciones entre Perú y Argentina, pues durante dicho conflicto, nuestra gran compositora no pudo mantenerse indiferente y compuso una baguala, dedicada a los combatientes en las Malvinas, la cual cantó en la Radio Nacional de Argentina,  a través de una transmisión especial desde Lima.

La baguala, es un género folklórico típico de las zonas andinas de la Argentina, generalmente cantado por una sola voz, con una letra en octosílabos. La que compuso Chabuca dice así:

 

LA ARGENTINA AGREDIDA

 

Sólo pido a mi memoria

que no me ayude a olvidar

traición de la Norteamérica

a la Argentina y al TIAR.

 

¡Ay Inglaterra, Inglaterra,

la Thatcher te va a enterrar

y tus aliados del norte

qué solos van a quedar!

 

La frontera es la frontera

que irremediable has cavado.

Nosotros desde este lado,

tú al otro del río Bravo.

 

Nada puedo yo cantarte

que tú no lo hayas cantado

y no con mis pobres versos

sino con tu pueblo alzado.

 

Tu corazón que nos dieras

luchando la libertad,

hoy está luchando sólo

y espera sin esperar.

 

Tu corazón es consuelo;

espera sin esperar,

tu corazón es deshielo

y abriga a tu soledad.

 

Ay, si don José viviera,

si viviera Don Simón,

ya nuestra América entera

te abrigara el corazón.

 

Vieja raposa avarienta

que te creíste un león,

ay Inglaterra, Inglaterra,

torvo rugido sin voz.

 

Allí, desde donde se encuentre, Chabuca, junto a sus versos y sus melodías, sigue uniendo a sus amados pueblos argentino y peruano. 

 

 

About webmaster

La Bitácora de El Hablador es una web de actualidad cultural y literaria que, desde el 2007, trabaja en base a una propuesta que busca la constante reflexión, discusión y debate entre los autores de los artículos y los lectores de los mismos. Este blog ha sido administrado, siempre desde una propuesta personal, por Francisco Ángeles y Juan Francisco Ugarte. Desde el 2011 hasta la actualidad, el administrador de la página es Lenin Pantoja Torres.
This entry was posted in Columnas. Bookmark the permalink.

5 Responses to Desde los Buenos Aires

  1. Paquita la del barrio says:

    ay que lindo, usted siempre tan emotivo

  2. Felipe Cantuarias says:

    larga vida a la gran Chabuca!!

  3. discípulo de CR7 says:

    señor amézaga, me gusta su estilo pero a ver si se escribe algo sobre la literatura argentina contemporánea

  4. fanático de Messi says:

    está bien el post, me gusta su tono personal y poético. siga así, maestro, pero escriba más sobre escritores argentinos, de eso no se habla mucho por acá, usted está cerca, así que tiene el material a la mano.
    saludos desde san marcos

  5. carlos says:

    Gracias por los comentarios y sugerencias que tratare de aplicar en un proximo articulo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>