Archive for category Homenaje

Tertulias literarias en la Casa de la Literatura

 

XAVIER ABRIL

Y LA POESÍA DE LA VANGUARDIA PERUANA

 

 

Expositor:

Christian Elguera Olórtegui (UNMSM)

 

Día: 15 de noviembre de 2012

Hora: 6:30 pm.

Lugar: Casa de la Literatura Peruana

Jr. Ancash 207 – Lima

 

INGRESO LIBRE

No Comments

Antonio Cisneros (1942-2012)

 

  

El Hablador tuvo la oportunidad de conversar con el poeta Antonio Cisneros durante el mes de julio del 2010, poco después de que ganara el Premio Iberoamericano de Poesía en ese mismo año y recibiera la condecoración de parte del presidente de Chile, Sebastián Piñera. Ahora que ya no se encuentra con nosotros, compartimos con nuestros lectores la entrevista que apareció en la edición número 18 de ese mismo año.

 

            Acceder a entrevista con Antonio Cisneros.

 

 

1 Comment

Chavela Vargas, la gran dama del poncho rojo

 

 

Luego de la muerte de Chavela Vargas, son muchos los merecidos homenajes que aparecen. Aquí les dejamos dos links: en el primero, un video preparado por el diario El País donde se rescatan algunos momentos de su vida y obra; y segundo, un conjunto de links donde algunos artistas dan algunas palabras para la mujer que dejó una huella imborrable en mucho de lo que trabajaron.

 

Vídeo

Escriben y hablan algunos personajes

 

 

No Comments

El poeta Spinetta (1950 – 2012)

 

 

Luis Alberto Spinetta (1950-2012), el flaco, hace unos días acaba de decirnos adiós, pero su música estará por siempre. Las letras de sus canciones reflejan un mundo de sombras y centellas, de nubes y luminiscencias.

Aquí algunas de las letras de sus canciones para compartir con nuestros lectores. Se agradecen comentarios y la inclusión de otras letras de sus canciones favoritas. Adelante, “alma de diamante”.

 

Fina ropa blanca

Ella reía,

con su fina ropa blanca,

despojándose al sol…

como un fantasma,

que deshollina todo mi cuerpo,

una piedra en el sol…

Todos los espejos de su corazón,

se quebraron en mí…

Todas las mañanas,

me parecen solo una…

todo el cielo se fue

y en busca de que…

acaso las sombras huyan…

Algo lumínico,

es un cierre que se abre…

algo inerte y final…

dejando huellas,

en las sombras y en las calles,

una niebla en el mar…

Bajo nubes,

en procura de una brisa,

solo nubes,

en procura de una brisa…

llevándolas,

solo llevándolas…

acaso las sombras huyan…

Todos los espejos de su corazón,

se quebraron en mí ….

todas las mañanas,

me parecen sólo una….

todo el cielo se fue,

y en busca de que…

acaso las sombras huyan…

Ella reía,

con su fina ropa blanca,

despojándose al sol….

yo hago un barco,

con el molde de su cuerpo…

quiero verlo en el mar…

bajo nubes,

en procura de una brisa,

bajo nubes,

en procura de una brisa,

llevándola,

sólo llevándola…

y acaso las sombras huyan…

(Escuchá “Fina Ropa Blanca”)

 

 

No seas fanática 

Ya no intento convencerte más
la verdad no es verdad
y no hay que llorar así bu bu bu

Tus secretos me quitaron la paz
con tu pose me fui
me olvidé de reir así, oh
no seas fanática
no seas fanática nena
no seas fanática
lunática, oh

Nombrecito confundido está
su mamá le pegó
y no quiere esconderse más bu bu

Solo quiero que lo hagamos bien
la penumbra te cubre la cara
y no estás aquí oh oh
no seas fanática
fanática de vos misma
no seas histórica
lunática
no seas fanática nena

Huyendo en taxi por el bajo
me doy cuenta
los delirios de tu mente
fingiendo sentir amor
no soporto tus manos aquí
ya no me encuentren como siempre
queriendo ver la verdad oh oh 

(Escuchá “No seas fanática”)

 

 

No Comments

Carta abierta para Alfonso Cisneros Cox

 

 

A partir de la reciente desaparición del poeta Alfonso Cisneros en el mes de octubre, le pedimos a José Carlos Collazos, quien fuera amigo cercano suyo, nos escribiera algunas líneas sobre su persona. Aquí tenemos su carta en la que no nos habla de su poesía sino del profesor que conoció en la Universidad de Lima: aquel maestro de apreciación musical quien enseñó a sus alumnos tanto la belleza de las melodías de Brahms como la alegría de la música popular de España o Irlanda.

Cisneros fue autor de los libros Láminas (1979), Cantigas (1986), El pez muerto (1986), Casa deshabitada (1992) y El agua en la ciénaga. Antología poética: 1978-2008 (2008), en la que compila treinta años de su obra lírica.

En el año 2001 ganó el primer premio de la revista electrónica “El rincón del haiku” con el poema “Un charco: / la calle inundada / de cielo” (ver Urbanotopía). En internet aún se encuentra en línea el blog que abrió en el año 2009: “El agua en la ciénaga”.  

 

Querido Fonchín,

Me propusieron escribir una nota para la bitácora de la revista virtual El hablador. El tema es realmente singular: eres tú. Debo confesarte que he aceptado la invitación de inmediato.   

Si la tarea encomendada hubiera sido realizar un análisis sobre tu poesía, habría rechazado la idea porque es fácil encontrar a estudiosos más capaces que yo para ejecutar un trabajo tan preciso y objetivo. Sin embargo, me ofrecieron elaborar un artículo a partir de nuestra amistad. Como comprenderás, no tenía derecho a negarme.  

Creo que empezaré por el inicio, cuando me trasladé a una nueva universidad y me inscribí de manera casual en una materia impartida por un catedrático de quien no tenía mayor referencia. Recuerdo que no confiaba mucho en tu entusiasmo. La manera en que percibías la vida y el arte me parecía muy poco lógica, nada metódica y resultaba incompatible con mis ideas escolásticas. Imagino que esos prejuicios se reflejaban en mi discurso. Nuestras discusiones durante las clases eran periódicas.  

Una tarde me pediste que te ayudara a explicar al resto de los alumnos ciertas definiciones relativas a la estética. De manera muy humilde, me explicaste que no sabías mucho sobre aquellas cuestiones. Accedí a tu pedido con la condición de que leyeras uno de mis libros de cabecera. Llegado el día, formamos un buen tándem; te habías preparado a conciencia, demostrando ser una persona abierta y receptiva. Naturalmente, dejé de cuestionarte y la contienda cesó. Tiempo después coincidimos en un segundo curso. Todo transcurrió con normalidad hasta que llegamos a la primera lección de la parte dedicada a la música en el cine.

Creo que no podré realizar una descripción adecuada de ese instante. Se proyectó un mediometraje y aparecieron, de manera sucesiva, fundidos parciales que daban paso a primeros planos de pintura seca sobre una paleta sin lavar, pinceles manchados y tubos exprimidos. Las imágenes adquirían mayor fuerza y unidad por el acompañamiento de una melodía de carácter sublime. En mis últimos años como estudiante de pregrado, repetí la experiencia cuatro veces más, trabajando como tu asistente.  

Realmente disfrutaba aquella labor. El proceso incluía preparar el material, compartir el dictado, corregir trabajos y exámenes. Las tardes que destinábamos para cumplir con esas obligaciones finalizaban invariablemente con sesiones de música y coloquios sinceros. Creo que esos sencillos intercambios de expresiones claras y la comodidad de muchos silencios me procuraron un ambiente propicio para descubrir los diferentes matices de tu persona. Finalmente, pude entender y respetar al profesor, quien estaba genuinamente interesado en sensibilizar a sus jóvenes estudiantes. Compartí muchos pensamientos con el poeta, quien me formulaba preguntas constantemente; yo me esforzaba en disipar sus dudas para luego manifestar las mías, generando una dialéctica libre y espontánea. Aunque no pude conocer al músico siempre lo imagino sobre un malecón, solemne, ensayando su trémolo preferido.

Maestro, no sé cómo resolver este texto. Estoy acostumbrado a que revises todo lo que escribo. Nunca te niegas, no te molestan mis intentos más torpes. Con cuánto cariño me indicas que algo es imposible de enmendar y con cuánta emoción señalas mis éxitos; no me refiero solo al aspecto creativo. Quiero que sepas que tus opiniones son invaluables; sin ellas estaría perdido.

En este momento, la razón es insistente. Me asegura que no estás, que no podrás leer esta carta. Replicaré sin rabia, con los ojos cerrados, susurrando: “mi mejor amigo me enseñó cómo avivar mi mundo interior. Él habita en sus playas, ahora que el mar está azul.”

 

Hasta siempre,

José Carlos

 

 

3 Comments

Coloquio Emilio Adolfo Westphalen: La poesía como interpretación de lo real

 

 

 

Este coloquio es el resultado parcial de un programa de investigación diseñado por el Grupo de Estudios Psicoanalíticos de los Discursos de la Cultura (GEPSIDIC) y dedicado a la observación crítica de los procesos de sentido y de significación de la modernidad. Dicho programa decidió experimentar la posibilidad de aproximar e incluso de articular las reflexiones psicoanalíticas –principalmente relacionadas con las lecturas del Seminario 10 de Jacques Lacan llamado La angustia— con los hallazgos propios del análisis del discurso.

La poesía es un escenario discursivo privilegiado para observar los procesos, por medio de los cuales, el poeta asume lo real –lo imposible, lo que no cesa de no escribirse— y lo interpreta a su modo singular. En esta ocasión el trabajo de los integrantes del GEPSIDIC está dedicado a esta observación y descripción para el caso de la poesía de Emilio Adolfo Westphalen, que este año es recordado por el centenario de su nacimiento.

 

LUGAR Y FECHA:

Auditorio Auxiliar de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de San Marcos (2do piso de la Facultad).

Miércoles 7 de diciembre, 18:30 hrs.

Presentación del argumento: Marcos Mondoñedo.

 

PRIMERA MESA

19:00 hrs.

César Arenas Ulloa. “Pero todo está donde lo has dejado: la totalización del Otro como objeto de la angustia en la poesía de E. A. Westphalen”

Miguel Ángel Huamán. “El Anti-Lacan: una lectura crítico literaria de Westphalen”.

Yolanda Westphalen. “La poética del amago, del lampo y de la nada”.

Comentarios: Martín Vargas Canchanya.

 

SEGUNDA MESA

20:00 hrs.

Marcos Mondoñedo: “La poesía como interpretación de lo real: el caso de Westphalen”.

Milton González Macavilca: “La falla significante, el deseo y la retroacción: una propuesta para comprender el universo saturado de fragmentos en Las ínsulas extrañas de Emilio Adolfo Westphalen”.

Lenin Lozano. “Darse a la muerte sin reservas: la angustia lacaniana a través de la sutura enAbolición de la muerte”.

Comentarios: Gabriela Javier Caballero

 

TERCERA MESA

21:00 hrs.

Marita Hamman. “La operación poética de Westphalen”.

Laura Benetti: “El saber vano/guerrero aplicado”.

Comentarios: Marcos Mondoñedo. 

 

No Comments

El Hablador 19: nuevo diseño y homenajes

 

 

 

La Revista Virtual de Literatura El Hablador comunica a sus lectores que ya está en línea su edición número 19, en la que se renueva el diseño web y se hace homenaje a los escritores peruanos José María Arguedas, José María Eguren y Emilio Adolfo Westphalen. La presentación será el día 2 de diciembre en el Centro Cultural Británico de Miraflores a las 7:30 pm. (Jr. Bellavista, 531, Miraflores). El ingreso es libre. 

Una de las finalidades de toda revista (sea esta virtual o impresa) es el dinamismo planteado en relación a sus contenidos y sus formas. Es por ello que, tras un extenso periodo en busca de la consolidación de un modelo organizativo y visual en nuestras entregas, la edición 19 ofrece a los lectores una revista distinta en muchos sentidos, pero sin perder aquel interés por la producción textual, la creatividad y la discusión literaria que han sido para nosotros un horizonte ineludible a lo largo de todos nuestros números publicados.

La renovación del nuevo diseño se centra principalmente en nuestra preocupación por acercar a los lectores toda esa variedad de textos y temas reunidos en la revista, y volver, de esta manera, más fluida y eficaz la indagación literaria. Muestra de ello es que, además de un nuevo diseño, nos hemos encargado de implementar una opción para los comentarios del público. Asimismo, se ha efectuado un cambio en la organización de las secciones: a partir del presente número, los antiguos títulos de “Debate”, “Biblioteca” y “Estudios” se agrupan bajo la amplia denominación de “Artículos”, con el objetivo de no restringir las infinitas posibilidades temáticas y estilísticas de los textos. El resto de secciones se mantienen; sin embargo, en esta edición de la revista, debido a los centenarios de tres escritores importantes de nuestra tradición, hemos realizado un apartado especial para la reflexión sobre asuntos vinculados a estos autores.     

El Hablador 19, en este sentido, abre un nuevo camino en su trayectoria, y lo hace, precisamente, con una discusión motivada por los cien años del poemario Simbólicas, de José María Eguren, en un texto escrito por Christian Elguera Olórtegui, que abarca su obra en conjunto y no sólo el libro en cuestión. El segundo centenario (que este año ha generado una serie incalculable de homenajes, conferencias, debates, y demás) es el de José María Arguedas, sobre el cual Jack Martínez elabora una encuesta dirigida a cinco especialistas en torno a su vigencia literaria. Finalmente, nuestros lectores encontrarán un artículo acerca de Emilio Adolfo Westphalen, a raíz del centenario de su nacimiento, en el cual Christian Elguera Olórtegui se centra en los años de formación del poeta.

Nuestra sección de “Artículos” aborda una diversidad de asuntos vinculados tanto con problemáticas actuales como estudios en torno a autores canónicos de la historia literaria. Bajo un registro testimonial y desde la propia experiencia, Lenin Pantoja Torres se cuestiona sobre la escasa presencia en nuestro medio de libros extranjeros recién publicados, como es el caso de las últimas novelas de Ricardo Piglia, Alejandro Zambra o Roberto Bolaño. Precisamente, el autor chileno aparece en este número con un ensayo escrito por Juan Francisco Ugarte, que intenta dilucidar aspectos como la memoria, la reconstrucción histórica y la perversión en la novela Estrella distante. Por su parte, Ximena Figueroa Flores analiza “lo siniestro” en estética y literatura a propósito de País Más Allá, del poeta chileno David Rosenmann-Taub. El caso tan conocido en Fernando Pessoa sobre la variedad de heterónimos utilizados a lo largo de su actividad literaria es analizado, en esta oportunidad, por Varenka Hernández Bello, cuyo estudio pretende enfocarse en la despersonalización del “yo” en medio de una crisis metafísica propia de la época Modernista. El tema de lo fantástico, asumido también como una sola confluencia entre lo cómico, absurdo y grotesco, es visto por Christian Elguera Olórtegui a raíz del análisis de dos libros del escritor español David Roas. Los últimos acontecimientos políticos en nuestro país no podían dejarse de lado en este número, y con mayor razón si el escenario originó, en su momento, la intervención de varios escritores, de mayor o menor relevancia en nuestro medio, como ocurrió principalmente con Mario Vargas Llosa; sobre esto reflexiona Mario Granda en un artículo de temática actual, cuya preocupación se orienta hacia la labor de los intelectuales en la política.  

Las entrevistas en esta edición recurren a formas poco convencionales para exponer las voces de las personas interpeladas. Un ejemplo de esto lo encontramos en el texto de José Rosas Ribeyro, el cual se encarga de reproducir, al mismo tiempo que mostrar, la actividad artística de cuatro dramaturgos argentinos de la actualidad. Prosigue nuestra sección con el diálogo que sostienen David Roas y Christian Elguera Olórtegui en torno a la literatura fantástica, el microrrelato, los supuestos conflictos entre la visión teórica y la escritura creativa, entre otros asuntos. Finalmente, Juan Francisco Ugarte nos presenta, en un texto que fusiona lo narrativo, la crónica y el relato testimonial, la vida y obra de Rodrigo Núñez Carvallo, con motivo de su última novela Sueños bárbaros.

Nuestra sección de creación literaria, como es ya una costumbre de la revista, reúne a un grupo muy disímil de poetas y narradores. Entre ellos contamos, en poesía, con Melissa Ghezzi, Vicente Cervera, Violeta Lemus Martínez, y Christian Briceño Ángeles. En narrativa, publicamos los cuentos de Norka Guevara, Marilia Flores Franco, Pablo Colombi, y Rómulo Torre Toro.

En esta oportunidad, nos hemos preocupado por brindar a nuestros lectores una serie de reseñas sobre libros de autores reconocidos en el panorama latinoamericano. Así, tenemos el comentario crítico de Blanco nocturno, de Ricardo Piglia (a cargo de Lenin Pantoja Torres); Aeropuertos, del chileno Alberto Fuguet (Juan Francisco Ugarte); Norte, de Edmundo Paz Soldán (Jack Martínez); Los sinsabores del verdadero policía, la última novela póstuma de Roberto Bolaño (Lenin Pantoja Torres); Sueño de pez o neblina, el poemario de Teresa Cabrera (José Carlos Picón); Contemplación del abismo, de Richard Parra (Félix Terrones); y Formas de volver a casa, la novela recién publicada de Alejandro Zambra (Rómulo Torre Toro).  

De esta manera, iniciamos un nuevo proceso en El Hablador con la intención siempre vigente de brindarle a nuestros lectores, como hemos venido haciéndolo hasta ahora, una variedad de textos regidos por la calidad y por un interés común que nos convoca en torno al quehacer artístico. 

 

2 Comments