Nº 19
revista virtual de literatura
 
Siguenos en:
 
 
 
Contacto Quiénes somos Colaboraciones Legal Enlaces Buscador Primer Hablador
 
 
creación
 
Melissa Ghezzi
 

Los primeros años

Sobre aromas y telas te retrato en mi atelier.
Tras piel de algodón
tus pechos diminutos y firmes
apuntan a un atril sediento.
Tras esa máscara de carey
tus pupilas buscan sombras en mi torso.

Delineo con grafito de yemas y carne tu bienvenida
olvidando la aridez del lienzo.
Hacia mis bordes tus piernas
en equilibrio con tus hombros.

Acompaño el rito con sonidos de infancia,
motivados por el giro continuo
de mis dedos sobre la manecilla
de tu cajita de música,
y la danza de la bailarina en su centro.

El arte está en el trabajo sutil
de pincelar nuestra sonrisa.

     

La soledad a su mujer

Soy tu piel y a nadie perturbo.
Nuestro viaje es una historia desembarazada de monstruos
desórdenes ajenos y camas compartidas.

Si fornicas con cualquiera finjo de sobretodo en el closet.
Cuido al silencio cuando te encierras a escribir
y me refrescas con el diluvio de tus gestos.
Cansada tras dormir juntas, evadiéndome
filtrándose la pena si te aguardo,
apenas cruzan el umbral las amantes.
¿Por qué me haces sentir inútil?

Mientras tanto me consuela el olor a ausencia
y los colores del placer si te abrigo en la cordura.

 
 

Dios se hizo hembra. Vació su sapiencia en la naturaleza. Arrancó una costilla suya para darle vida a María (en hebreo significa la elegida), y la colocó en la tierra anunciándole

Elegirás a tu diosa sin importar mis deseos
Mencionarás mi nombre tantas veces consideres: en el agua, el mar y el cielo.
Descansarás en fiestas por haber sido fértil al universo
Honrarás a tu madre, a tu padre, a ti misma
Matarás la sequedad de un mundo desprovisto
No robarás almas sumergidas en olvido
Mentirás sólo para sorprender a tu amada
No consentirás la impureza de la violencia
Ni codiciarás vientres desbordantes de quietud

 
 

Dios nos salve María, hembra protectora, llena eres de gracia. Llenos tus pechos maculados, amamantaste a tu hijo al nacer. Te amé desde siempre, sin remordimientos. Él está contigo. Bendita eres entre todas, todas, y bendito el fruto de tu vientre dilatado, tan femenino como el nuestro gimiendo al concebir a Jesús. Santa María, madre de Dios, sueña con nosotras. ¿Pecadoras? ahora y en la hora de la invisibilidad.
Así sea.

 
 
(Los poemas Los primeros años y La soledad a su mujer son poemas inéditos. Los poemas Dios se hizo hembra y Dios nos salve María aparecerán en el poemario Bendita Eres, de próxima publicación).
 
 
© Melissa Ghezzi, 2011
 
Melissa Ghezzi (Lima - Perú; 1975): Es autora de los poemarios Universo de mujer (2005), Les motiv (Centro Cultural de España, 2009) y está a cargo del blog Ciudad Utopía. En la Feria Internacional del Libro de Lima 2011 presentó el libro Voces para Lilith (Estruendomudo, 2011), una recopilación de literatura de temática lésbica contemporánea en Sudamérica. La antología, de la que estuvo a cargo, fue realizada junto con Claudia Salazar, también editora de El Hablador. 
 
 
El Hablador 2003-2011 © Todos los derechos reservados | ISSN: 1729-1763