El caso de San Marcos es inusual. Los verdaderos editores son los institutos de cada facultad. El director del fondo editorial es un publisher, encauzando este término a la promoción y difusión de los textos publicados

 

____________________________________________________________

Publicaciones emergentes. El detrás de los fondos editoriales universitarios

por Francisco Izquierdo Quea

 

San Marcos, va de frente

A partir de la década de 1940, la producción editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) estaba bajo la dependencia de la propia imprenta universitaria. Recién, a partir de los primeros años de la década de 1990, se decide que el Fondo Editorial de la UNMSM se autofinancie. Posteriormente, con la llegada del actual rector (Manuel Burga), se establece como centro de producción.

José Carlos Ballón es profesor de la Escuela de Filosofía de San Marcos. A partir de abril de 2002 es director del fondo editorial de esta casa de estudios. Cuando asumió el cargo se le hizo entrega de un capital inicial, y a partir de esta hecho el fondo sanmarquino despega y empieza a constituirse. “Cuando empecé, me dieron 120 mil soles para trabajar y mantener el fondo con todos sus gastos de personal. ¿Cómo nos mantenemos? Con autofinanciación, con nuestras ventas”.

El Fondo Editorial de la UNMSM tiene dos propósitos fijos: producir y difundir conocimiento. “Aquí hay dos tipos profesores, los que vienen, dictan su clase y se van; y los que se dedican a tiempo completo a la universidad, ya sea en labores administrativas o de investigación. Sobre esta última, cada facultad cuenta con un número determinado de institutos de investigación, lugares en donde los profesores se presentan —concursan— para proponer un proyecto. Los elegidos reciben un pago por su trabajo de investigadores”, sostiene Ballón.

En San Marcos existen aproximadamente 25 institutos, cuyo fin es producir nuevos conocimientos. Cada instituto edita una revista en la que se publican los avances y resultados de las investigaciones.

Hay tres caminos para que una publicación llegue a buen puerto en el fondo: el primero, el ya mencionado, investigaciones aprobadas en los institutos de facultad; el segundo, las llamadas “independientes”, que deben contar con un aval académico, que se encarga de señalar qué publicar; el tercero parte del archivo histórico de cada instituto: hablamos así de los textos clásicos.

El caso del Fondo de San Marcos es inusual. Digamos que los verdaderos editores, los que deciden qué va y qué no, son los institutos de cada facultad. La labor de Ballón está ligada a la figura de un publisher, descartando la traducción al castellano y encauzando este término a la promoción y difusión de los textos publicados. “Editamos tres libros por mes. Cada uno presenta un aproximado de 200 páginas; es decir, el fondo publica unas 600 páginas mensuales”.

Las publicaciones de San Marcos son de tres tipos. La primera es la serie de cinco colores de las cinco áreas de la universidad —en donde están incluidas todas las facultades—: Ciencias de la Salud, Humanidades, Ciencias Sociales, Ingeniería y Ciencias Básicas. La segunda trata de la serie Coediciones, que se establece con financiamiento externo. La tercera trata de los Clásicos Sanmarquinos (Basadre, Tello, Kuczynski-Godard, Salazar Bondy, por citar ejemplos).

¿Y qué sucede con las publicaciones externas? “Estos textos necesitan del aval de un instituto de investigaciones o, en todo caso, de una autoridad competente sobre el tema. Aún si se trata de una novela o poemario”.

El público al que están dirigidas las publicaciones absolutas del fondo sanmarquino es el universitario. Por ello, los puntos de mayor venta se centran en las mismas universidades del país, como la propia San Marcos, UNI, Agraria, la Universidad de Trujillo y la Católica. “Se trata de textos que interesan a la comunidad científica e intelectual; así las ventas están focalizadas directamente con los compradores fijos o potenciales.”

Peregrinaciones de una paria, de Flora Tristán, se ha convertido en el libro más vendido por el fondo. Asimismo, cuenta con otros títulos importantes, como Dominación y liberación (Escritos 1966-1974), de Augusto Salazar Bondy; El andar de los caminos, de Edgardo Rivera Martínez; Contra Natura, de Rodolfo Hinostroza; Cuaderno de agravios y lamentaciones, de Antonio Gálvez Ronceros; Ortometría, de Manuel González Prada; y Dondoneo, de Marco Martos; entre otros.

El trastocado caso con la Editorial San Marcos (1), que en su momento (y hasta el día de hoy) ha traído molestias a la universidad por el desleal hecho de tomar el nombre de la Decana, parece no afectar la labor del fondo. “Ellos no sólo tomaron el nombre de la universidad, sino también su escudo. Felizmente, esto último ya ha sido erradicado de sus publicaciones mediante una querella legal. Ahora, se han quedado con el nombre, pero igual eso importa poco, ya la gente sabe distinguir la calidad del Fondo Editorial de San Marcos frente a lo que produce esa editorial”.

Con todo esto, observamos que lo más importante es definir el mercado, al momento de afrontar futuros y probables planes de publicación. Labor ardua, que Ballón detalla con humor: “Definitivamente el trabajo es agotador. He estado a punto de tirar esto por la ventana varias veces (risas). Pero, igual, soy consciente de la libertad que te otorga San Marcos para dictar e investigar lo que quieras, a diferencia de otras universidades, donde estás supeditado a lo que indica la dirección académica. Obvio, de afuera San Marcos se ve como un espacio desordenado y de rebeldía. Puede que lo sea, pero con todas las posibilidades que te da la universidad —desde prestigio hasta la libertad intelectual antes mencionada— trabajar aquí (enseñando y dirigiendo el fondo) es fenomenal.”

________________________________

(1) Editorial que lleva el mismo nombre que la universidad, pero que no guarda relación alguna con ésta.

1 - 2 - 3 - 4
home / página 2 de 4

______________________________________________________________________________________________________________________________________________________
contacto | quiénes somos | colaboraciones | legal | libro de visitas | enlaces | © el hablador, 2003-2005 | ISSN: 1729-1763
:: Hosting provisto por Hosting Peru ::
Hosting